Nostalgía por Cuba


¿Volveremos los cubanos
a reunirnos en casa?
¿Volveremos a esa tierra
que tiene presa mi alma?

¿Volverán las guayaberas
a mostrar sus blancas caras?
¿Volverán a sonreírse
la dulce caña y la palma?

¿Se terminará el martirio
que tiene a mi patria esclava?
¿Se verá libre mi pueblo
de esa doctrina nefasta?

¿Visitaremos sus valles,
subiremos sus montañas?
¿Nadaremos nuevamente
en sus azuladas aguas?

¿Podremos trabajar juntos
a reconstruir la patria
y en un esfuerzo loable
poder de nuevo a ella honrarla?

¿Podrán amor y bondad
vencer al odio y la infamia?
¿Imperará la justicia?
¿Prevalecerá la calma?

Respuesta dará el destino
a todas nuestras esperanzas,
cuando termine la noche
y surja con su claridad el alba.

Libro \
Publicado en el Libro: Poemas II
Autor: Cástulo Gregorisch

Linda familia yo tengo,
esposa, hija e hijo,
ellos me mantienen vivo,
ellos alegran mi exilio.

Ese vacío que causa
este destierro tan frió,
lo compensa mi familia
con su amor y su cariño.

Éramos tres aquel día
cuando tuvimos que irnos,
después llegó nuestro hijo
a completar nuestro nido.

Linda familia yo tengo,
repito lo que antes digo,
por este bello regalo
estoy más que agradecido.

Libro \
Publicado en el Libro: Poemas II
Autor: Cástulo Gregorisch

Cielo sin sol, sin luna, sin estrellas,
un mundo sumergido en las tinieblas,
se esconde la voz tras el silencio,
se encubren el pensar y las ideas.

La cara del fingir ha remplazado
aquella cara que otrora fue sincera,
el sistema mantiene amordazado
al que no comulga con la vulgar ralea.

La vida ha perdido su sentido
como pájaro enjaulado que no vuela,
que ha perdido de su trinar el encanto
atrapado detrás de una cruel reja.

Se vive en un mundo equivocado
predominando la maldad y la bajeza,
donde quedan tristemente castrados
los sentimientos de bondad y de pureza.

Las más bajas pasiones se desatan
manifestando del alma su pobreza,
se maltrata, se tortura y se mata,
con estudiada y metódica eficiencia.

Pero pronto llegará ese claro día
donde un sol que brillara por su ausencia,
iluminando el cielo con su luz magnificente,
acompañado de la luna y sus estrellas,
eliminando para siempre las tinieblas,
devuelva a Cuba su claridad eterna.

Libro \
Publicado en el Libro: Poemas II
Autor: Cástulo Gregorisch

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
se mezcla el blanco y el negro
y traen al mundo al mulato.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
todo el mundo se acobarda
llegó al solar Pepe el guapo.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
cuando se forma la bronca
en el solar hay piñazos.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
a uno que se equivocó
le dieron un navajazo.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
en la esquina conversando
se encuentra un grupo de vagos.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
pasó una mujer bonita
y todos la piropearon.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron  y guarapo,
en la barra de la esquina
muchos se dan cañangazos.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
la música de los bares
se une al ruido del tránsito.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
cuando pasa el billetero
todos compran su pedazo.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron  y guarapo,
el que juega a la bolita
se saca de vez en cuando.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
se llevaron a Cheito,
el bolitero, esposado.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
pregonando sus productos
los vendedores del barrio.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
olor de flores y frutas
estimulan el olfato.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo
las fritas con sus papitas
al paladar un regalo.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
el cubano laborioso,
se la pasa trabajando.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
ahora a gozar la vida
llegó el día del descanso.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
cuatro juegan dominó,
uno el que suma los tantos.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
broma, escándalo y alarde,
es el típico cubano.

Libro \
Publicado en el Libro: Poemas II
Autor: Cástulo Gregorisch

Libertad . . .
cuantos en tu nombre han sufrido
muertes, torturas, cárceles, exilio,
tan importante es tu significado,
incontables los sacrificados.

Libertad . . .
tan necesaria como el agua que bebemos,
tan necesaria como el aire que respiramos,
vivir sin ella no podemos,
necesidad imperiosa de todo ser humano.

Libertad . . .
estado del que no es esclavo
que nos permite actuar con independencia,
dentro de un marco de justicia y de conciencia,
solamente a nuestros principios amarrados.

Libertad . . .
cuan cara a muchos has costado,
cuan cara a muchos seguirás costando,
alto es tu precio, pero hay que pagarlo,
la vida no es vida si se vive esclavizado.

Libertad . . .
buscándote, al exilio hemos sido forzados,
cuanto más tendremos que esperar ansiando
los en Cuba esclavos y los desterrados,
a que nos llegue ese gran momento, cuando
en nuestra tierra, bajo tu manto, vivir podamos.

Libertad . . .
cuantos en tu nombre han sufrido
muertes, torturas, cárceles, exilio,
tan importante es tu significado,
incontables los sacrificados.

Libertad . . .
tan necesaria como el agua que bebemos,
tan necesaria como el aire que respiramos,
vivir sin ella no podemos,
necesidad imperiosa de todo ser humano.

Libertad . . .
estado del que no es esclavo
que nos permite actuar con independencia,
dentro de un marco de justicia y de conciencia,
solamente a nuestros principios amarrados.

Libertad . . .
cuan cara a muchos has costado,
cuan cara a muchos seguirás costando,
alto es tu precio, pero hay que pagarlo,
la vida no es vida si se vive esclavizado.

Libertad . . .
buscándote, al exilio hemos sido forzados,
cuanto más tendremos que esperar ansiando
los en Cuba esclavos y los desterrados,
a que nos llegue ese gran momento, cuando
en nuestra tierra, bajo tu manto, vivir podamos.

Libro \
Publicado en el Libro: Poemas II
Autor: Cástulo Gregorisch

Atrapados en las redes del exilio,
añorando nuestra patria continuamos,
esperanzados en que nos llegue el feliz día
donde a ella al fin volver podamos.

Largo ha sido el calvario del cubano,
el de aquí de su tierra alejado,
el de allá bajo la garra cruenta
de un tirano bien vil y despiadado.

Añoramos el lugar donde nacimos
donde muchos crecimos y educamos,
añoramos aquella patria bella
que toda nuestra vida hemos amado.

Añoramos tradiciones y costumbres
que a través de los años disfrutamos,
añoramos aquellos tiempos felices
donde libres convivían los cubanos.

Una república muy joven que crecía
desarrollándose a pasos agigantados,
de suficiente madurez se carecía,
vino la revolución, nuestro error craso.

El momento ha de llegar, no cabe duda,
donde se suceda el cambio deseado,
cuando veamos realizado nuestro gran sueño,
mientras tanto seguiremos añorando.

Libro \
Publicado en el Libro: Poemas II
Autor: Cástulo Gregorisch

Rodeada de altas montañas
que con el cielo contrastan,
sinuosos y claros ríos
cual finos hilos de plata.

Bello conjunto de palmas
ejecutando una danza,
con sus penachos al aire
como collar de esmeraldas.

Verdes los cañaverales
mostrando sus dulces cañas,
orgullosos platanales
enseñándonos su carga.

Los codiciados frutales
a este conjunto se unen,
en una bella comparsa
cargados de frutos dulces.

Árboles ornamentales
al grupo le dan contraste,
cual pincelada elegante,
como otro toque de arte.

Colección de lindas flores
plagadas de mariposas
que en un libar incesante
en unas y otras se posan.

Se confunden los olores
de las flores y las frutas
que unidos a sus colores
olfato y vista estimulan.

Se oye el trinar del sinsonte,
el ruiseñor y otras aves,
sus cantares asonantes
música al ambiente añaden.

El trabajo del arado
dibuja en la tierra surcos,
dejando el suelo ya listo
para la siembra de frutos.

En medio de esta belleza
podemos ver el bohío
que con su techo de guano
sirve de albergue al guajiro.

Los animales se mueven
sin temor y a su capricho,
quizás ellos se den cuenta
que están en el paraíso.

Increíble esta armonía,
de paisaje  maravilla,
¡Sofisticada pintura
es de Cuba su campiña!

Libro \
Publicado en el Libro: Poemas II
Autor: Cástulo Gregorisch

Página siguiente »