Habana


¿Volveremos los cubanos
a reunirnos en casa?
¿Volveremos a esa tierra
que tiene presa mi alma?

¿Volverán las guayaberas
a mostrar sus blancas caras?
¿Volverán a sonreírse
la dulce caña y la palma?

¿Se terminará el martirio
que tiene a mi patria esclava?
¿Se verá libre mi pueblo
de esa doctrina nefasta?

¿Visitaremos sus valles,
subiremos sus montañas?
¿Nadaremos nuevamente
en sus azuladas aguas?

¿Podremos trabajar juntos
a reconstruir la patria
y en un esfuerzo loable
poder de nuevo a ella honrarla?

¿Podrán amor y bondad
vencer al odio y la infamia?
¿Imperará la justicia?
¿Prevalecerá la calma?

Respuesta dará el destino
a todas nuestras esperanzas,
cuando termine la noche
y surja con su claridad el alba.

Libro \
Publicado en el Libro: Poemas II
Autor: Cástulo Gregorisch

Se agolpan los recuerdos en mi mente
de aquella juventud feliz e irresponsable,
que fuera una aventura inolvidable,
corta y llena de nuevas experiencias,
en el proceso de una madurez incipiente.

Muchos los momentos disfrutables
con mi familia, mis amigos, con mi gente,
donde la vida corriera alegremente
en la maravillosa tierra en que viviera,
hasta que fuera destruida por las fieras.

Allá me enamoré entrañablemente
de la mujer que la felicidad me ha regalado,
la que me diera mis dos hijos adorados,
éramos jóvenes y llenos de ilusiones
cuando el ritmo de nuestras vidas fue tronchado.

Recuerdo aquella tierra llena de palmas
cuyas hojas batidas por el viento
semejaban gigantescos abanicos,
recuerdo las montañas con sus picos
y los campos adornados por las cañas.

Recuerdo a la gente que por las calles se movía,
el ruido del tráfico y  la música en los bares
llenando el ambiente de vida y de alegría,
recuerdo las iluminadas noches y los soleados días
que completaban este maravilloso paisaje.

Recuerdo aquellas playas con sus tibias aguas
de color turquesa y espumosas olas,
blancas arenas y su sol ardiente,
que hacían nuestras vidas deliciosas
en aquel especial e inigualable ambiente.

Recuerdo el llegar de aquellas hordas destructoras
que convirtiesen en infierno el paraíso,
rompiendo aquel maravilloso ritmo
que movía a aquella isla encantadora,
acabando con su paz y con su aurora.

Recuerdo tantas cosas que hoy añoro,
otras que por siempre olvidar quisiera,
aquellas que tanto daño nos hicieran,
aunque compensadas quedan todas ellas
por las muchas buenas que la vida me ofreciera.

Con el pasar del tiempo sigo recordando
ya que recordar es vivir nuevamente,
aquellas únicas y bellas experiencias
que tan felices hiciesen nuestras vidas,
y que con gran celo guardamos tras la frente.

Libro \
Publicado en el Libro: Poemas II
Autor: Cástulo Gregorisch

Desgarradores quejidos
de la garganta de un pueblo,
un pueblo que hoy agoniza
en un pajar de tormentos.

Aguacero de maltratos
provienen de oscuro cielo,
un cielo que les envía
mil relámpagos y truenos.

Espectáculo dantesco
se asemeja al mismo infierno,
infierno que les consume
en las calderas del miedo.

Cual espinas gigantescas
que aguijonean sus cuerpos,
les mantienen sumergidos
en un mar de sufrimientos.

Torturadas van las almas
en un carnaval de fuego,
como tétrica comparsa
que marcha en el desespero.

La vida pierde sentido,
todo es oscuro y siniestro,
vida que se va perdiendo
en un negro firmamento.

Desde un forzado exilio
la otra parte de este pueblo,
clamando la humana ayuda
en un inútil esfuerzo.

Roguemos porque el destino
termine este sufrimiento,
cuando este mundo indolente
se apiade de sus lamentos.

Libro \
Publicado en el Libro: Poemas II
Autor: Cástulo Gregorisch

Cielo sin sol, sin luna, sin estrellas,
un mundo sumergido en las tinieblas,
se esconde la voz tras el silencio,
se encubren el pensar y las ideas.

La cara del fingir ha remplazado
aquella cara que otrora fue sincera,
el sistema mantiene amordazado
al que no comulga con la vulgar ralea.

La vida ha perdido su sentido
como pájaro enjaulado que no vuela,
que ha perdido de su trinar el encanto
atrapado detrás de una cruel reja.

Se vive en un mundo equivocado
predominando la maldad y la bajeza,
donde quedan tristemente castrados
los sentimientos de bondad y de pureza.

Las más bajas pasiones se desatan
manifestando del alma su pobreza,
se maltrata, se tortura y se mata,
con estudiada y metódica eficiencia.

Pero pronto llegará ese claro día
donde un sol que brillara por su ausencia,
iluminando el cielo con su luz magnificente,
acompañado de la luna y sus estrellas,
eliminando para siempre las tinieblas,
devuelva a Cuba su claridad eterna.

Libro \
Publicado en el Libro: Poemas II
Autor: Cástulo Gregorisch

Entre el cielo y la tierra
un mundo convulsionado,
el terrorismo y las guerras,
la incomprensión del humano.

Mucho trabajo nos cuesta
al mundo civilizado,
ponernos todos de acuerdo
y tratarnos como hermanos.

Las ambiciones y el odio,
los intereses creados,
el egoísmo y la envidia,
nos mantienen separados.

El materialismo crece
a ritmo desmesurado,
espiritualidad y principios,
elementos ignorados.

Se ha perdido la medida
de lo que es bueno y es malo,
somos por lo que tenemos,
un concepto equivocado.

El mundo se deteriora
a pasos agigantados,
le mezquindad de los hombres,
los sentimientos enanos.

Entre el cielo y la tierra
si esta actitud no cambiamos,
nunca veremos futuro,
pronto seremos pasado.

Libro \
Publicado en el Libro: Poemas II
Autor: Cástulo Gregorisch

Nací cubano, cuanto lo aprecio,
y aunque algunos por envidia
nos miran con desprecio,
no es más que un reconocimiento
a lo que quizás quisieran ser, sin poder serlo.

Nací cubano, orgulloso me siento,
como estrella que nació en el firmamento,
en una tierra hoy llena de lamentos
y que muy pronto será libre como el viento.

Nací cubano, que suerte tengo,
allí crecí y cuando abandoné aquello
forzado por circunstancias ajenas a mis deseos,
dejé sembrado innumerables sentimientos.

Nací cubano, nunca lo niego,
en la tierra de mis padres y mis abuelos,
donde aprendí a querer todo lo nuestro,
donde quisiera haber vivido mucho más tiempo.

Nací cubano, nací en lo bello,
la tierra que hoy motiva mis desvelos,
y si algún día tuviera que nacer de nuevo,
quisiera volver a nacer en aquel suelo.

Libro \
Publicado en el Libro: Poemas II
Autor: Cástulo Gregorisch

Si tuviera alas
y volar pudiera,
y sin restricciones
volver a mi tierra.

Volver a esa tierra
allá en el pasado,
antes que vinieran
los nefastos cambios.

Cuando los cubanos
vivían como hermanos,
cuando no había miedo,
cuando no había llanto.

Linda tierra aquella
de las mariposas,
de bellos jardines,
flores olorosas.

Donde yo creciera,
donde yo estudiara,
donde yo corriera,
donde yo jugara.

Donde compartiera
con mis amistades,
y feliz viviera
con mis familiares.

Donde un día feliz
yo me enamorara,
y en unión eterna
feliz me casara.

Donde yo fui padre,
donde ella fue madre,
hermosa experiencia,
nada comparable.

Si tuviera alas
y volar pudiera . . .
luce solo un sueño,
ilusa quimera.

Libro \
Publicado en el Libro: Poemas II
Autor: Cástulo Gregorisch

Página siguiente »