Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
se mezcla el blanco y el negro
y traen al mundo al mulato.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
todo el mundo se acobarda
llegó al solar Pepe el guapo.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
cuando se forma la bronca
en el solar hay piñazos.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
a uno que se equivocó
le dieron un navajazo.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
en la esquina conversando
se encuentra un grupo de vagos.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
pasó una mujer bonita
y todos la piropearon.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron  y guarapo,
en la barra de la esquina
muchos se dan cañangazos.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
la música de los bares
se une al ruido del tránsito.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
cuando pasa el billetero
todos compran su pedazo.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron  y guarapo,
el que juega a la bolita
se saca de vez en cuando.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
se llevaron a Cheito,
el bolitero, esposado.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
pregonando sus productos
los vendedores del barrio.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
olor de flores y frutas
estimulan el olfato.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo
las fritas con sus papitas
al paladar un regalo.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
el cubano laborioso,
se la pasa trabajando.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
ahora a gozar la vida
llegó el día del descanso.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
cuatro juegan dominó,
uno el que suma los tantos.

Azúcar, café, tabaco,
música, ron y guarapo,
broma, escándalo y alarde,
es el típico cubano.

Libro \
Publicado en el Libro: Poemas II
Autor: Cástulo Gregorisch