Lleva ella un camina’o
que a todos deja pasma’o,
mirando de medio la’o
a ver que efecto ha causa’o.

Tiene el barrio alborota’o
su menear exagera’o,
Don Goyo, quien es casa’o,
le perturba su menea’o.

Viejo verde, enamora’o,
por ella está él bien babea’o,
Doña Petra que es celosa,
se enfada y le dice cosas.

Panchita, que es muy maldita,
mas mueve su cinturita,
despertando los deseos
entre jóvenes y viejos.

Esbelta como una diosa
vistiendo ceñida ropa,
aprovecha su beldad,
muchos miran, pocos tocan.

El que resulte agraciado
y al fin gane la conquista,
cuidado él ha de tener
pues ella es escurridiza.

Los ojos no ha de cerrar,
no podrá ni pestañear,
pues si la pierde de vista
se la pueden levantar.

Y mientras muchos aspiran
a llevársela a su la’o,
sigue gozando Panchita
mostrando su camina’o.

Libro \
Publicado en el Libro: Poemas II
Autor: Cástulo Gregorisch