Cuba, tierra ensangrentada
por terrible tiranía,
hoy de rojo está teñida
tu otrora verde campiña.

Cuba, desolada y triste
pierde su dulzor la piña,
maltratado está tu cuerpo
por las aves de rapiña.

Cuba, envenenado tu pueblo
por el odio y la mentira,
dividida está tu gente,
separadas las familias.

Cuba, tu aire está enrarecido
gracias a horrible doctrina,
el cubano sojuzgado
en tu atmósfera se asfixia.

Cuba, la prostitución y el robo
se unen en danza indigna,
los sentimientos más bajos
chusma airada exteriorizan.

Cuba, se desconocen derechos
que el humano necesita,
tus hijos son abusados
ya no existe la justicia.

Cuba, los malos se han ensañado
con un pueblo que agoniza,
sufriendo hoy el duro golpe
del cruel sistema castrista.

Cuba, tu cielo ya no es brillante,
abochornado y con ira
el sol yace refugiado
detrás de nubes tupidas.

Cuba, tus noches son  muy oscuras
la luna yace escondida,
ella ha virado su cara,
entristecida no mira.

Cuba, algún día tu tendrás
libertad y soberanía,
ese día está al llegar
trayendo justicia, paz y armonía.

Libro \
Publicado en el Libro: Poemas II
Autor: Cástulo Gregorisch