Atrapados en las redes del exilio,
añorando nuestra patria continuamos,
esperanzados en que nos llegue el feliz día
donde a ella al fin volver podamos.

Largo ha sido el calvario del cubano,
el de aquí de su tierra alejado,
el de allá bajo la garra cruenta
de un tirano bien vil y despiadado.

Añoramos el lugar donde nacimos
donde muchos crecimos y educamos,
añoramos aquella patria bella
que toda nuestra vida hemos amado.

Añoramos tradiciones y costumbres
que a través de los años disfrutamos,
añoramos aquellos tiempos felices
donde libres convivían los cubanos.

Una república muy joven que crecía
desarrollándose a pasos agigantados,
de suficiente madurez se carecía,
vino la revolución, nuestro error craso.

El momento ha de llegar, no cabe duda,
donde se suceda el cambio deseado,
cuando veamos realizado nuestro gran sueño,
mientras tanto seguiremos añorando.

Libro \
Publicado en el Libro: Poemas II
Autor: Cástulo Gregorisch