Se alarga el exilio, el tiempo no pasa,
no se sabe cuando se regrese a casa,
nos ponemos viejos, ya nos salen canas,
nuestros hijos crecen en patria adoptada.

Cuando aquí llegamos nunca imaginamos
que estaríamos tantos años exilados,
volveremos pronto, siempre lo pensamos,
más las circunstancias las cosas cambiaron.

La larga estadía de cruel tiranía
mantiene un gran grupo de hombres desterrados,
que sueñan a diario volver algún día
a esa tierra bella que un día dejamos.

Son tantos los años de Cuba alejados,
es algo que nunca hubiéramos pensado,
que cuando forzados por la satrapía
huimos al norte para refugiarnos.

En tierras extrañas aunque acogedoras
que gracias le damos pues nos albergaron,
nueva vida hicimos, nuestro hogar sentamos
esperando ansiosos por el día soñado.

Se alarga el exilio, el tiempo no pasa,
espero que pronto se regrese a casa.

Libro \
Publicado en el Libro: Poemas II
Autor: Cástulo Gregorisch