Reposando sobre un mar de blanca espuma
como una moderna bella durmiente,
descansa una princesa entre la bruma
esperando el príncipe que la despierte.

Princesa del Caribe, linda Cuba,
inquieto es el sueño que tu duermes,
malditas pesadillas te torturan
plagadas de injusticias y de muertes.

De ti se alejan tus hijos aterrados
para en el fondo del mar hallar su suerte,
en simples balsas huyen desesperados,
y en ese mar donde reposas, muchos mueren.

Incontables son aquellos que perecen
al abandonar tu regazo mientras duermes,
incontables aquellos que sufrimos
esperando algún día libre verte.

Pero pronto ha de surgir ese milagro
cuando llegue tu príncipe valiente
y tomándote amoroso entre sus brazos,
con un beso, del mal sueño, te despierte.

Poemas
Publicado en el Libro: Poemas
Autor: Cástulo Gregorisch