Nací en una azucarera,
mi cuna hecha de cañas,
en un barril de ilusiones
de mela’o yo me embarraba.

En guarapo yo bañaba
mi cuerpo de raspadura,
con melcocha me frotaba,
me enjuagaba con la lluvia.

Las hormigas atentaban
hacer conmigo su zafra,
eludir sus mil picadas
trabajo que me costaba.

Remedio para mis males
curaba la miel de purga,
era una miel saludable,
medicina y sabrosura.

El amargor de un sistema
quiso opacar su dulzura,
por mucho que ellos trataron
no pudieron con su azúcar.

Cuba es esa azucarera,
de azúcar hecha su alma,
pronto espero yo volver
a este almíbar que es mi patria.

Poemas
Publicado en el Libro: Poemas
Autor: Cástulo Gregorisch

Anuncios