No te digo adiós,
es solo hasta luego,
no quisiera irme,
quedarme no puedo.

Me voy por un tiempo,
conmigo va un ruego
de que pueda un día
volver a tu suelo.

De ti yo me alejo
no sé por que tiempo,
pero no te dejo
te llevo muy adentro.

Aunque yo me vaya,
muy lejos, muy lejos,
siempre para ti
habrá un pensamiento.

El destino dicta
que hoy me despida,
que triste, que triste,
es mi despedida.

Nunca yo pensé
que te dejaría,
¡prometo volver
Cuba patria mía!

Poemas
Publicado en el Libro: Poemas
Autor: Cástulo Gregorisch