Anoche yo fui a una fiesta,
me acompañaban dos rosas,
las dos, muy bellas mujeres,
ellas, mi hija y mi esposa.

Orgulloso, satisfecho,
escoltado por dos diosas,
me sentía yo en el cielo,
ellas, mi hija y mi esposa.

Elegantes, distinguidas,
como dos nobles señoras,
engalanando el ambiente,
ellas, mi hija y mi esposa.

Atraían la atención
sus presencias majestuosas,
caminando como reinas,
ellas, mi hija y mi esposa.

En el jardín de mi vida
son las flores más preciosas,
perfumadas, coloridas,
ellas, mi hija y mi esposa.

Poemas
Publicado en el Libro: Poemas
Autor: Cástulo Gregorisch