Paranoico egocentrista que has enlutado mi patria
llenándola de miseria y sangre, de dolor y lágrimas,
separando a las familias, envenenando las almas,
destruyendo los principios que otrora se practicaban,
sustituyendo el amor por odio, insidia e infamia.

Matando a diestro y siniestro al que a ti no se sumaba,
repartiendo sufrimiento en dosis desmesuradas,
enviando hacia el exilio compatriotas en manadas,
disfrutando locamente del daño que ocasionabas,
revolcándote de júbilo cuando los otros lloraban,
tiñendo de rojo a Cuba con la sangre que manaba
de los miles de infelices que en el paredón matabas,
vistiéndola bien de negro con el luto que hoy la embarga,
negro solo comparable a lo oscuro de tu alma.

Tu crueldad es infinita, propia de una mente insana,
tu maldad inmensurable, canallesca y desquiciada,
no puedes ser de este mundo, aquí no hay cosa tan mala.
Tirano de los más malos que la historia ha registrado,
en las entrañas del diablo deben de haberte engendrado.

El tiempo ya se te acaba, pronto con tu padre irás,
a las puertas del infierno ya te espera Satanás.
El final ya se te acerca cual desbocado corcel,
en las puertas un letrero, ¡¡¡ “ESTA ES TU CASA FIDEL”!!!

Poemas
Publicado en el Libro: Poemas
Autor: Cástulo Gregorisch