Naturaleza


En la cresta de una ola,
mirando hacia la distancia,
me mecía en lindo viaje
de recuerdos y nostalgias.

¡Oh Cuba! mi bella isla,
complacido recordaba,
mi paraíso perdido,
mi patria tan añorada.

Por mucho que se movía
la ola no adelantaba,
tal luce que no quería
que a mi tierra yo llegara.

Por más esfuerzo que hacía
no acortaba la distancia,
de aquella bella ilusión
sin quererlo, me alejaba.

Cansado ya de luchar
con esta ola malvada,
me lanzaba al azul mar
y en él, nadaba… nadaba…

Después de mucho nadar
ya con el alma cansada,
feliz lograba llegar
a Cuba, mi tierra amada.

Poemas
Publicado en el Libro: Poemas
Autor: Cástulo Gregorisch

Nací en una azucarera,
mi cuna hecha de cañas,
en un barril de ilusiones
de mela’o yo me embarraba.

En guarapo yo bañaba
mi cuerpo de raspadura,
con melcocha me frotaba,
me enjuagaba con la lluvia.

Las hormigas atentaban
hacer conmigo su zafra,
eludir sus mil picadas
trabajo que me costaba.

Remedio para mis males
curaba la miel de purga,
era una miel saludable,
medicina y sabrosura.

El amargor de un sistema
quiso opacar su dulzura,
por mucho que ellos trataron
no pudieron con su azúcar.

Cuba es esa azucarera,
de azúcar hecha su alma,
pronto espero yo volver
a este almíbar que es mi patria.

Poemas
Publicado en el Libro: Poemas
Autor: Cástulo Gregorisch

Del cielo una vez cayó una estrella,
la que más brillaba, la más bella,
posándose orgullosa en mi bandera,
la estrella solitaria, pura y eterna.

Iluminando nuestro heroico sendero,
guió nuestra ilustrísima epopeya,
en el sombrero del mambí representada
a lo largo de nuestra libertadora gesta.

Hoy, apagada, triste, sin brillo,
empaña su fulgor sucio sistema,
encerrada en un triángulo de sangre,
sumida en el dolor, gime sus penas.

Pero pronto ha de llegar ese gran día
cuando ondee libremente mi bandera
y resurgiendo de su mundo de apatía
¡brillará más que nunca nuestra estrella!

Poemas
Publicado en el Libro: Poemas
Autor: Cástulo Gregorisch

Cuba tierra promisoria,
mi bella isla encantada,
donde la piña es más dulce,
donde más dulce es la caña.

Hemorragia de palmeras
adornando la sabana,
hermosa topografía,
ríos, valles y montañas.

Donde el trinar del sinsonte
posado en las altas ramas,
en grandiosa serenata
vida le da a las mañanas.

Donde al azulado mar
con las arenas se abraza,
paisaje maravilloso
son nuestras cálidas playas.

Donde brilla un sol ardiente,
ardiente lo es nuestra raza,
mucho tiene de español
su interesante amalgama.

Donde no hay mujer más bella
que nuestra mujer cubana,
la que bien nos representa
con su efervescencia innata.

Donde la música vibra,
donde se canta y se baila,
variados son nuestros ritmos,
no alcanzan los pentagramas.

La tierra donde el mambí
logró doblegar la espada,
cuando con machete en mano
luchó hasta liberarla.

Pronto Cuba será libre,
hoy de nuevo esclavizada,
el mambí ha de volver                
trayendo paz a su alma.   

Poemas
Publicado en el Libro: Poemas
Autor: Cástulo Gregorisch 

Si las palmas oyeran       
los lamentos de un pueblo, 
sus altivos penachos       
caerían al suelo.          

Si las palmas oyeran       
los quejidos de ellos,     
dejarían sus hojas         
de mirar al cielo.         

Si las palmas oyeran
a miles de presos
rumiando sus penas
en oscuros huecos.

Si las palmas oyeran
a ese pueblo hambriento,
que no puede hablar,
que muere en silencio.

Si las palmas oyeran
el ruido del miedo
que ruge con rabia
como león fiero.

Si las palmas oyeran
como caen las lágrimas,
mojando la piel
de las tristes caras.

Si las palmas oyeran
a los exilados,
que a dejar la patria
se han visto forzados.

Si las palmas oyeran
a los fusilados
que desde lo eterno        
protestan airados          

Si las palmas oyeran
a tantos ahogados
que desde lo hondo
lanzan su reclamo.

Si las palmas oyeran,
cómo sufrirían,
de pena y tristeza
ellas morirían.

Poemas
Publicado en el Libro: Poemas
Autor: Cástulo Gregorisch

Frío es el invierno,
más frío el exilio,
volver a la patria
el único abrigo.

La nostalgia hace
más sentido el frío,
nos congela el alma,
nos produce hastío.

Termina el invierno,
va el frío al retiro,
pero el nuestro sigue
como cruel castigo.

Quizás algún día
con la primavera,
cargada de flores
y de hojas frescas,
nos llegue con ella
una patria nueva,
donde el frío exilio
nunca más nos hiera.

Poemas
Publicado en el Libro: Poemas
Autor: Cástulo Gregorisch

Al final del arco iris
lo que fuera paraíso,
la tierra de mis ensueños
hoy repleta de quejidos.

Al final del arco iris
de lágrimas se ha hecho un río,
tiñe el suelo roja sangre
que mana de un pueblo herido.

Al final del arco iris
eterno se hace el martirio,
sistema inmisericorde,
injusto, brutal, impío.

Al final del arco iris
hoy yace un mundo distinto,
lo que fuera rutilante
hoy apagado y sin brillo.

Al final del arco iris
el cielo se ve vacío,
el miedo todo lo llena
con su terrible rugido.

Al final del arco iris
la risa es arte perdido,
en las caras manifiestas
la tristeza y el hastío.

Al final del arco iris
como si fuera un mendigo,
extiende un pueblo su mano
rogando cese el castigo.

Poemas
Publicado en el Libro: Poemas
Autor: Cástulo Gregorisch

Desde el fondo del mar
acusadoras voces,
cementerio fatal
de aquellos que huyendo
del brutal genocida,
en enclenques balsas
perdieran sus vidas.

Suman ya varios miles
que allá en lo profundo
levantan sus voces,
desde su sepulcro,
voces que se ahogan,
voces que no oye el mundo.

Enorme tumba abisal
de tantos infelices
que, buscando libertad,
en desesperado intento
se hiciesen a la mar
para jamás llegar.

¿Cuántos más morirán
huyendo de lo horrendo?
¿Cuántos más se ahogaran
antes que se desborde el mar
incapaz de aguantar
tal cúmulo de muertos?

No descansarán en paz
los desafortunados,
hasta que aquellos diablos
del sistema infernal,
les llegue el día del juicio
y sus culpas purgar.

Y esperando el momento
de que esto suceda,
nuestro profundo respeto,
de recordación y pena,
por los que justicia claman
¡¡¡desde el fondo del mar!!!

Poemas
Publicado en el Libro: Poemas
Autor: Cástulo Gregorisch

Como extraño el mar
de mi patria amada,
ese mar que olía,
ese mar que hablaba.

Con su blanca espuma
nos acariciaba,
con alegres olas
él nos deleitaba.

El calor del sol
sus aguas templaba,
disfrutaba el cuerpo,
disfrutaba el alma.

Bello azul turquesa
teñía sus aguas,
susurraba el viento
su linda tonada.

Besaba la arena,
fiel enamorada
que en blanco despliegue
se regocijaba.

Contra grandes piedras
sus olas chocaban,
y al pasar del tiempo
la arena formaba.

Conjunto divino,
cielo, arena y agua,
formidable arreglo,
artística playa.

Mucho yo quisiera
bañarme en sus aguas,
¡Como extraño el mar
de mi patria amada!

Poemas
Publicado en el Libro: Poemas
Autor: Cástulo Gregorisch

Se despierta el día
tras nocturno sueño,
el sol con sus rayos
anuncia el comienzo,
alumbrando el cielo,
calentando el suelo.

Le toca a la luna
tomarse su asueto,
trabaja de noche
como fiel sereno,
reflejando al sol,
adornando el cielo.

La luz matutina
obliga a la noche
a que se retire
en su oscuro coche,
dando paso al día
lleno de energía.

Corre la mañana
a alcanzar la tarde
que por ella espera
para así encontrarse
y tomar la antorcha
con que ha de alumbrarse.

El sol ya se cansa
y en lenta agonía
se mueven sus pasos,
su luz vespertina
muere en el ocaso,
se termina el día.
Poemas
Publicado en el Libro: Poemas
Autor: Cástulo Gregorisch

« Página anteriorPágina siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.