Naturaleza


Adornando nuestras costas playas bellas,
resultado de un pintor diestra estocada,
un sol resplandeciente las calienta,
las baña un mar que nos une y nos separa.

Situado allá en lo alto un claro cielo,
algodonadas nubes suspendidas de la nada,
mirándose las caras en el espejo
que el mar les ofrece devolviendo sus miradas.

Gentil toque de brisa las refresca
como caricia de una mano enamorada,
el mar con su intenso azul turquesa
con su espuma las arenas él enjuaga.

Muy blancas y muy finas sus arenas,
tal parece que de polvo de estrellas fuesen hechas,
que en algún momento cayesen a la tierra
desprendidas de la cola de un cometa.

Un sin fin de alegres cocoteros
como verdes sombrillas la engalanan,
colgados como aretes verdes cocos
que nos brindan su muy fresca y dulce agua.

Diversidad de conchas nacaradas
resaltan reposadas en la arena,
una legión de crustáceos jugetones
alegremente se mueven sobre ellas.

Infinidad de pececillos de colores
en el agua inocentemente nadan,
arriba sostenidos en el aire
grupos de aves marinas se desplazan.

Precioso este regalo de natura,
magnífica expresión de su grandeza,
no hay nada comparable a la hermosura
de una linda playa caribeña.

Por mucho que se busque en cualquier mapa
nunca se encontraran playas tan bellas
como las que en Cuba se destacan,
las increiblemente hermosas playas nuestras.

Libro \
Publicado en el Libro: Poemas II
Autor: Cástulo Gregorisch

Rodeada de altas montañas
que con el cielo contrastan,
sinuosos y claros ríos
cual finos hilos de plata.

Bello conjunto de palmas
ejecutando una danza,
con sus penachos al aire
como collar de esmeraldas.

Verdes los cañaverales
mostrando sus dulces cañas,
orgullosos platanales
enseñándonos su carga.

Los codiciados frutales
a este conjunto se unen,
en una bella comparsa
cargados de frutos dulces.

Árboles ornamentales
al grupo le dan contraste,
cual pincelada elegante,
como otro toque de arte.

Colección de lindas flores
plagadas de mariposas
que en un libar incesante
en unas y otras se posan.

Se confunden los olores
de las flores y las frutas
que unidos a sus colores
olfato y vista estimulan.

Se oye el trinar del sinsonte,
el ruiseñor y otras aves,
sus cantares asonantes
música al ambiente añaden.

El trabajo del arado
dibuja en la tierra surcos,
dejando el suelo ya listo
para la siembra de frutos.

En medio de esta belleza
podemos ver el bohío
que con su techo de guano
sirve de albergue al guajiro.

Los animales se mueven
sin temor y a su capricho,
quizás ellos se den cuenta
que están en el paraíso.

Increíble esta armonía,
de paisaje  maravilla,
¡Sofisticada pintura
es de Cuba su campiña!

Libro \
Publicado en el Libro: Poemas II
Autor: Cástulo Gregorisch

En el Mar de las Antillas
una cadena de perlas,
adorno privilegiado
de madre naturaleza.

Bello conjunto de islas,
archipiélago encantado,
como prenda de princesa,
exótico y embrujado.

Divina policromía
producto de un pincel mágico,
guiado por diestra mano
de un pintor enamorado.

El cielo y el mar unidos
haciendo un perfecto marco,
encerrando esta belleza
de matiz exagerado.

A la cabeza del grupo,
Cuba, madre de las perlas,
ella que es la más hermosa,
ella por ser la más bella.

Libro \
Publicado en el Libro: Poemas II
Autor: Cástulo Gregorisch

En la cresta de una ola,
mirando hacia la distancia,
me mecía en lindo viaje
de recuerdos y nostalgias.

¡Oh Cuba! mi bella isla,
complacido recordaba,
mi paraíso perdido,
mi patria tan añorada.

Por mucho que se movía
la ola no adelantaba,
tal luce que no quería
que a mi tierra yo llegara.

Por más esfuerzo que hacía
no acortaba la distancia,
de aquella bella ilusión
sin quererlo, me alejaba.

Cansado ya de luchar
con esta ola malvada,
me lanzaba al azul mar
y en él, nadaba… nadaba…

Después de mucho nadar
ya con el alma cansada,
feliz lograba llegar
a Cuba, mi tierra amada.

Poemas
Publicado en el Libro: Poemas
Autor: Cástulo Gregorisch

Nací en una azucarera,
mi cuna hecha de cañas,
en un barril de ilusiones
de mela’o yo me embarraba.

En guarapo yo bañaba
mi cuerpo de raspadura,
con melcocha me frotaba,
me enjuagaba con la lluvia.

Las hormigas atentaban
hacer conmigo su zafra,
eludir sus mil picadas
trabajo que me costaba.

Remedio para mis males
curaba la miel de purga,
era una miel saludable,
medicina y sabrosura.

El amargor de un sistema
quiso opacar su dulzura,
por mucho que ellos trataron
no pudieron con su azúcar.

Cuba es esa azucarera,
de azúcar hecha su alma,
pronto espero yo volver
a este almíbar que es mi patria.

Poemas
Publicado en el Libro: Poemas
Autor: Cástulo Gregorisch

Del cielo una vez cayó una estrella,
la que más brillaba, la más bella,
posándose orgullosa en mi bandera,
la estrella solitaria, pura y eterna.

Iluminando nuestro heroico sendero,
guió nuestra ilustrísima epopeya,
en el sombrero del mambí representada
a lo largo de nuestra libertadora gesta.

Hoy, apagada, triste, sin brillo,
empaña su fulgor sucio sistema,
encerrada en un triángulo de sangre,
sumida en el dolor, gime sus penas.

Pero pronto ha de llegar ese gran día
cuando ondee libremente mi bandera
y resurgiendo de su mundo de apatía
¡brillará más que nunca nuestra estrella!

Poemas
Publicado en el Libro: Poemas
Autor: Cástulo Gregorisch

Cuba tierra promisoria,
mi bella isla encantada,
donde la piña es más dulce,
donde más dulce es la caña.

Hemorragia de palmeras
adornando la sabana,
hermosa topografía,
ríos, valles y montañas.

Donde el trinar del sinsonte
posado en las altas ramas,
en grandiosa serenata
vida le da a las mañanas.

Donde al azulado mar
con las arenas se abraza,
paisaje maravilloso
son nuestras cálidas playas.

Donde brilla un sol ardiente,
ardiente lo es nuestra raza,
mucho tiene de español
su interesante amalgama.

Donde no hay mujer más bella
que nuestra mujer cubana,
la que bien nos representa
con su efervescencia innata.

Donde la música vibra,
donde se canta y se baila,
variados son nuestros ritmos,
no alcanzan los pentagramas.

La tierra donde el mambí
logró doblegar la espada,
cuando con machete en mano
luchó hasta liberarla.

Pronto Cuba será libre,
hoy de nuevo esclavizada,
el mambí ha de volver                
trayendo paz a su alma.   

Poemas
Publicado en el Libro: Poemas
Autor: Cástulo Gregorisch 

« Página anteriorPágina siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.